martes, 19 de mayo de 2015

Reencontrar - te. Otra vez.

Son las ocho de la mañana. Este no es mi piso, ni mi cama. Pero está ella.
 Parte II 
Nos tachan de insensibles. De seres fríos, racionales. De pensar con la entrepierna. Afirman que separamos el sexo del amor. Que no llamamos nunca. No sufrimos. Y por supuesto, no lloramos. 

Sin embargo, y contra todo pronostico, habéis descubierto que no siempre es así. Si los astros se alinean el mismo día que la luna llena sale a pasear, puede llegar a suceder: nos enamoramos.

Sí, nos enamoramos. Como imbéciles. Hasta el final. Sin mirar los efectos secundarios. Lo damos todo. Sin límites. Pero no es suficiente, y continuáis alerta, vigilantes.

Existe una mujer, por ahí, que lo cambia todo. Que revoluciona hasta nuestra ultima terminación nerviosa.Y perdemos la cabeza por sus piernas. El sentido por sus palabras, y los huevos por un mínimo roce de mejilla*

Y es ella, mi musa. Y yo la encontré. Y también sentí eso de que todos los pasos que había dado a lo largo de esta puta vida me habían llevado hasta ese momento, a ese lugar. A esos ojos que tenían el color del paraíso. A ese cuello que me protegía de los silencios. Y era ella. Y estaba yo. Y no sentí las mariposas en mi estomago porque la tierra empezó a girar tan deprisa que perdí la noción del tiempo, de la vida, y por supuesto, de mi tripa.

Mi corazón lo siente como si hubiese sido ayer. Pero hace más de mil días de aquel instante. Y aun así, todavía se me pone la piel de gallina. 
Ahora mismo, estoy en su cama. Después de tanto tiempo. Escucho como respira acompasadamente. Noto como su piel de melocotón me roza la pierna, el brazo. Siento como su simple presencia me parte el alma y resquebraja cada centímetro de amor propio que había en mi cuerpo.

Es ella. Ella es la persona a la que confié mis demonios para que los calmara y me dejaran dormir. Le ofrecí todos mis silencios como apoyo cuando mis brazos no fueron lo suficientemente grandes como para protegerla del mundo. Me entregué a ella de tal manera, que me perdí a mi mismo y, creo, que al mirarla a los ojos, a esos ojos color paraíso, todavía me veo a mi. Con los ojos menos cansados, con la sonrisa más llena. Estoy ahí, no me he ido. Como un espejismo de aquello que fui. 

La luz entra tímida por las rendijas que deja la persiana. Me duele la cabeza. Resaca de sentimientos, supongo. 
Cuando te fuiste solo me quedaron esos 21 gramos a los que algunos llaman alma y la piel, para enfrentarme al mundo. Y frío, mucho frío. 
Y de pronto, apareces. Me rozas las cicatrices con las yemas y las besas con tus dulces labios. Ayer eras tan frágil... Y hoy vuelvo a ser tu amante. Pero a caso es esto suficiente para curarlas? Para curarme? Todavía no se qué hago aquí...

Como respondiendo a mis dudas te giras y la sábana deja entrever un diminuto tatuaje que ayer se me pasó por alto. Desde cuando acompañara tus pasos, me preguntó. Qué te habrá marcado tanto como para convertirlo en tu compañero de vida. Vuelves a moverte, y aparece una pequeña P adornando tu piel. Las preguntas siguen inundando mi cabeza y mi cerebro decide desconectar, "a la mierda con la autodestrucción"*, me digo, te beso la espalda y me dejo llevar. Las sensaciones y los recuerdos vuelven a mi cabeza como si alguien hubiese apretado el botón de rebobinar. Mis manos ansiosas se deslizan por tu cuerpo, mientras mi cerebro me pide que pare, que sea sensato. El corazón no se pronuncia, esta demasiado ocupado colocando cada milímetro de mi amor por Julia de nuevo en su sitio.  

Quizás esta no sea la mejor decisión. Quizás ella no lo merezca. Quizás yo sea mejor que todo esto y ahora mismo debería irme a mi casa, sin cometer ninguna estupidez. Quizás hubiera sido lo correcto. Pero hoy ya no pienso más, cierro los ojos y la beso en los labios para calmar la sed de más de mil días separados. Quizás mañana no, pero hoy estás aquí y es lo único que me importa. 

______________________________________________________________________________

No se muy bien por qué, pero cada vez que me pongo a estudiar me entra una inspiración increíble. Aquí os traigo el desenlace de la historia, espero que os guste! La verdad es que un trozo me vino a la cabeza el otro día viendo el final de la temporada 11 de Anatomía de Grey, no voy a decir nada pero.. si os gusta la serie y no lo habéis visto, dejad todo lo que estéis haciendo y vedlo, en serio!

Los dos asteriscos del texto son porque he cogido dos frases de una canción-poema precioso que me encanta, se llama co-razones y de verdad que tenéis que oírla porque es, simplemente, increíble. 

Bueno y por ultimo, y hablando de todo un poco, tengo una noticia increíble que contaros. Es muy probable que el año que viene esté 3 meses en Argentina de prácticas! No puedo estar más ilusionada/emocionada/muerta de miedo y de nervios, jajaja. 

ANIMO CON LOS EXÁMENES Y FELIZ SEMANA 
:) :( ;) :P :D :/ :x :* :O :S :| B) :w :a :)) :(( O:) 7:) 7:P X( (:| =)) I-) 2:P =DD X_X :!! :q ^_^ :ar!

10 comentarios:

  1. La necesidad del amor que nos dio esa persona es como una droga: preferimos recaer a vivir sin ella... sin pensar en las consecuencias...

    ResponderEliminar
  2. Me has dejado impresionada.
    De verdad, me ha enganchado desde el primer momento.
    Escribes de una manera increíble, captando la atención, sabiendo qué frase añadir....
    Me atrevería a decir que es perfecto.
    Desde el enamoramiento, la decisión de la no autodestrucción, las dudas que nos entran a todos, y el querer disiparlas por disfrutar del momento.
    Bueno, como has visto me has cautivado.
    Me guardo el enlace para poder leerlo de nuevo.

    Un abrazo muy fuerte, y sí, la canción de co-razones es una pasada :)

    Martina.

    ResponderEliminar
  3. En primer lugar, me ha requeteencantado el texto, de verdad. Describes el amor y la pasión de una manera mágica. ¡Qué envidia!
    Y en segundo lugar... ¡ENHORABUENA! Seguro que Argentina te encantará :) Una profesora mía también se va allí a trabajar unos meses y tengo amigos por allí, ¡ojalá pudiera irme contigo! Jeje seguro que es una experiencia fantástica, así que ¡a disfrutarla! :D
    Un abrazo y pásate cuando quieras :3

    ResponderEliminar
  4. Me ha encantado el texto y me han gustado mucho las dos frases del poema de escandar algeet, realmente ese chico tiene un don para recitar, y es muy bueno escribiendo (te recomiendo que escuches como recita la inmortalidad de luis garcia montero, es genial).
    Es precioso la continuación, ¿se acaba aquí o la continuaras?

    un abrazo!

    ResponderEliminar
  5. Por favor, tenes que continuar con esto, no puedo más de la emoción!! me encanta como escribis!! <3 :D
    Y que genial lo de tu viaje!! te cuento que soy de Argentina, así que te mando mucha suerte y espero tenerte pronto por acá!!! :)
    Un beso grandeee!

    Samy.

    ResponderEliminar
  6. Hola, he llegado aquí de casualidad y me he encontrado con algo genial.
    Me encanta la forma que tienes de escribir y de hecho tienes un seguidor más.
    No dejes nunca de escribir.

    Un abrazo, te espero en mi blog, espero que te guste :)

    ResponderEliminar
  7. ¡Yo amo con razón!..., racionalmente, doy buenas raciones... y razones.

    El burlador de Las Cocuizas.

    ResponderEliminar
  8. Hola, tu blog está muy lindo. Me preguntaba si podrías ir a este link: http://www.ayrthon.com/ y leer unos cuantos escritos que tenemos ahí. Además de suscribirte. Si lo haces nosotros lo haremos con el tuyo. Graacias.

    ResponderEliminar
  9. Me encanta tu manera de escribir, lástima que ya no estés por aquí... espero que algún día regreses y publiques de nuevo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Hola Ale! Extrañaba tanto pasar por tu blog <3
    Es uno de mis preferidos, y de verdad amo como escribis. Ando un poco atrasada con la lectura, pero ya me voy a poner al tanto!
    Quería contarte que estoy volviendo (o eso intento) con otro blog, no me gusta hacer Spam, pero me haría ilusión que no perdamos contacto y nos sigamos por ahí (POR SUPUESTO que yo ya te sigo! jaja)
    Mi nuevo blog es 49diasenparis.blogspot :)
    Te mando un beso grande, y por cierto no puedo evitar preguntarte cómo hiciste para poner esos emoticones?? me muero de emoción!

    S.

    ResponderEliminar

¡Muchas gracias por tus palabras! Leo todos los comentarios y me hacen muchísima ilusión. En cuanto tenga un ratito, no te preocupes, pasaré por tu blog para devolvértelo ♡